Un tiempo ausente

Hace tiempo que no publico nada, ya sabéis la mayoría que por problemas familiares estoy ausente de las redes sociales. Pero ya que hago más vida en casa de mis padres que en la mía, estoy cocinando allí ahora y de vez en cuando aprovecho para hacer la foto de la receta que preparo y reparto a la gente de nuestro alrededor.

Y ya que llevo unas cuantas hechas, aunque no pondré la receta de momento porque no tengo más tiempo, os enseño algunas cosillas que he hecho últimamente.

Perdonad si no felicito los cumples, o no os pongo un me gusta, o no os comento nada, pero como os digo, tengo las redes sociales abandonadas por completo. Hoy es el primer día que publico algo desde hace un mes. Al menos así es una forma de saludaros y deciros que no me olvido de vosotros y que se os echa de menos 😊

Muchos besos a todos!!!! Y muchos abrazos!!!




¡¡¡¡¡Soy una de las ganadoras del concurso de repostería de la revista Hola!!!!!

¡¡¡¡¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!

¡¡¡¡No me lo puedo creer!!!! ¡¡¡¡He sido una de las ganadoras para el concurso de repostería de la revista Hola!!!! Yuhuuuuuuuuuuuuuuuuu

Y el premio.... un curso de 4 horas en Le Cordon Bleu de Madrid, ¡¡¡¡¡yeheeeeeeeeeeeee!!!!!

¿Y qué postre ha sido seleccionado? Pues uno de los que más me ha gustado... mi tarta de zanahoria con crema de queso y un toque de limón


Y al día siguiente operan a mi padre... ¡¡¡¡adrenalina a tope esos días entre una cosa y otra!!!! Ya os contaré todo a la vuelta, eso sí... tardaré un poco que con la operación... a saber cuando puedo volver a publicar!!!! Al menos un par de semanas pero vamos, que fijo que por Instagram y mi perfil de aquí de cocina, seguro que véis alguna foto. Lo del blog, ya haré la publicación más adelante!!! Oeeeeeeeeeeeee!!!!

Estoy muy contenta, no solo por ser una de las seleccionadas sino porque es la primera vez que gano algo y qué queréis que os diga... ¡¡¡¡alegra una barbaridad!!!! Y encima en Le Cordon Bleu... mareeeeeeeeeeeee 

Emoticón grin
Bueno, millones de besos a todos!!! Nos vemos cuando vuelva!!! Muaaaaaaaaaaaaaaaa


Seguimos en la provincia de SEGOVIA y entramos en LÉON... ¡¡¡¡segunda parada en el camino hacia el norte de España!!!!

Hace tiempo nos habían regalado unos bonos para estancias, balnearios, restaurantes... bonos de esos que puedes escoger con qué los quieres usar. Así que nosotros usamos uno para dormir en la Casona de Espirdo, en Espirdo (Segovia). Ahí hubiese estado genial quedarse a desayunar (teníamos el desayuno incluido) pero no lo servían hasta las 8 y queríamos salir de madrugada para aprovechar el día en Segovia. Pero la Casona, tenía una terracita... que hubiese dado un gustazo desayunar ahí... Os pongo la foto de la terracita para que veáis a lo que me refiero. ¿Alguien no se hubiese quedado ahí bien a gusto a desayunar? Porque vamos... si no hubiese sido por tiempo... hubiese disfrutado un montón!!!



Como no habíamos desayunado, estuvimos buscando algún bar de pueblo o algún bar de carretera pero nos sorprendió mucho que en varios sitios que paramos, no había NADA para comer. Solo cafés y refrescos. Nos quedamos boquiabiertos y eso que no eran las 7 de la mañana, estamos hablando de las 9-10 de la mañana. Lo único que encontramos antes de conseguir desayunar/almorzar fue un bar donde tenían bocadillos ya hechos (no parecían del día, sino del día anterior) y bollería industrial, así que... seguimos en nuestra búsqueda.

¡¡¡Por fin!!! Pasamos por un bar de carretera que parecía estar bastante lleno de gente. Y pensamos... si hay tanta gente, fijo que hay comida jejejejeje Así que nos paramos allí y efectivamente, la barra estaba petada de gente y por fin, había comida de verdad, no bollería industrial ni bocadillos hechos del día anterior. Era el típico bar/restaurante de carretera que tienen un apartado para vender productos de la zona. En este caso, nos encontrábamos en un restaurante llamado Ezequiel, en Villamanin (León) y vimos que era típico los chorizos y los quesos, además tenían una fábrica de embutidos caseros. La carta era bien corta, con productos de la zona (lacón, chorizo, longaniza, jamón serrano, cecina...), eso sí, vegetales... ni uno jejejeje así que nos decidimos por coger un bocadillo de chorizo. Pedimos dos y algo para beber, así que pagamos y nos dieron un platito con chorizo, cecina y un trocito de pan para picotear mientras esperábamos los bocatas (gratis eso sí, que en muchos sitios te ponen cosas para picar antes de comer sin haberlo pedido y te lo cobran). La verdad que me pareció un detallazo!!!!



Me fijé que los que pedían cafés o infusiones, les daban para picar unos roscones y unas galletitas, se ve que típico de allí porque no me resultaban familiares. Así que por esa parte, me gustó el sitio por el detalle que tienen con los clientes al darles algo de picoteo (dulce y/o salado).

Así que nada, el chorizo, super rico, nos lo comimos muy a gusto!!! Y para la gente que había, que era bastante, no tardaron mucho en sacar los bocatas. Pero... ¡¡¡menudo susto al ver al camarero con los bocatas!!! ¡¡¡¡Aquello era enoooooooooooooooooooooooooooorme!!!! Dijimos... si nos comemos esto (que ya con lo que nos habíamos comido íbamos ya bastante bien) ¡¡¡¡¡¡explotamos!!!!!! jajajajaja Así que... nos partimos un bocadillo por la mitad y mitad para mi y mitad para mi pareja. Y el otro bocadillo, les pedimos un trozo de papel de plata y lo envolvimos, nos lo llevamos pero al final terminó en la basura, sintiéndolo mucho pero claro... con lo llenos que íbamos y yendo a comer a un sitio... como que no íbamos a merendar otra vez chorizo jejejejeje




Avisados quedáis... Una vez pisáis la provincia de León... las raciones de comida empiezan a ser grandiosas... así que si no tenéis un hambre voraz o sois de los que os gusta hartarse a comer... mejor idea es compartir (si os dejan porque no en todos los sitios dejan) compartir un menú o preguntar antes por el tamaño de las raciones. E incluso preguntando el tamaño... te dicen que seguro que te lo comes todo jajajajaja y ¡¡¡¡SIEMPRE sobra!!!!

¡¡Eso sí!! El chorizo estaba muy bueno y nos compramos un chorizo picante de la tienda que tenían allí mismo en el bar para llevarnos a Valencia. Y vamos... que desde que hemos vuelto que ya hace casi dos semanas... solo queda menos de la mitad del chorizo que compramos jejejejeje Rico rico, pero... ¡¡¡¡¡joer si pica!!!!! jajajajajaja




Primera parada... SEGOVIA. Turismo gastronómico por el Norte de España.

Hace una semana volví de un viaje maravilloso, al menos para mi, porque era un sitio al que quería ir hace muchos años y me hacía mucha ilusión. Además fueron unas vacaciones sorpresa que me preparó mi pareja y encantada por el detalle de ser sorpresa y organizarlo él casi todo, y encantada por el sitio al que me llevó!!!

Hemos estado 8 días y 7 noches por el norte de España. Bueno, para los que no lo sepan aún, soy valenciana, así que estamos acostumbrados a mucha playa, pero es un mar tranquilo, con la mayoría de playas llanas, ya que las montañas quedan algo lejos y las que hay tampoco es que tengan mucha altura si las comparamos con las del norte. Y es la primera vez que viajo al norte de España, así que el cambio en relación a todo se puede decir, fue bastante grande.

Esta publicación, por supuesto, está relacionada con la gastronomía, ya que mi blog es culinario. Pero creo que toda receta o toda historia culinaria, lleva detrás nuestra propia historia y experiencia, Así que a parte de comentar lo que he vivido con respecto al tema culinario, pues comentaré lo que he observado y experimentado en nuestro viaje. Lo digo porque la publicación será algo larga, así que espero que tengáis muchas ganas de leer jejejeje De todas formas, en principio iba a hacer solo una publicación de todo el viaje, pero sería una barbaridad. Así que haré varias publicaciones, la primera Segovia y así así hasta terminar el viaje :-)

Diferentes provincias en varios días. Ha sido un viaje algo loco y "a toda paleta" (a toda prisa) que digo yo jajajajaja (expresión valenciana, se tiene que notar de donde es uno), ya que ha sido un viaje de muchos kilómetros en pocos días para todo lo que queríamos ver. Pero estoy ilusionada por haber ido a esa zona de España que tantas ganas tenía de visitar en todos los aspectos: turístico, gastronómico, cultural... Soy una persona curiosa y siempre tengo ganas de conocer todo aquello que me falta por saber, que es mucho, y si puedo, pues lo viviré, aunque está claro que la vida es muy corta, no tenemos tanto dinero para hacer o ir donde queremos y nos quedarán millones de cosas por vivir y experimentar, así que... lo que podamos vivir, mejor disfrutarlo a tope porque esos momentos nunca van a volver!!!!

Iré compartiendo lo que vivimos a lo largo del viaje conforme lo hemos vivido. O sea, en orden cronológico, desde el principio del viaje, hasta la vuelta a casa. Así me acompañaréis en el camino, que hace más ilusión aún jejejeje

Pues salimos de Valencia el viernes 28 de agosto con dirección a Segovia. Mi pareja había reservado mesa en un restaurante que según parece ser estaba bastante recomendado y en el que hacían la receta más conocida de la ciudad, cochinillo. Así que llegamos a Segovia, dimos una vuelta y fuimos a comer. Lo primero que me hizo gracia nada más entrar, fue ver a dos cochinillos ya cocinados encima de la barra de los camareros jejejeje Siempre los había visto en fotos, pero verlos allí... me pareció gracioso :-)

El restaurante, se llama California. Está bastante cerca del acueducto de Segovia. Es pequeño y acogedor, no cabía mucha gente, así que no había mucho ruido y se podía comer tranquilamente y tener una buena conversación. Ahora os pondré las fotos del menú. Había varios primeros platos y dos segundos y varios postres caseros, que es de agradecer porque muchos postres por ahí son de industriales. 

De primeros cogimos espárragos con ensalada y revuelto de morcilla con patatas fritas. 
Los espárragos con la ensalada, pues normalito, la vedad, el punto diferente que le dieron, fue que los tomates cherry los cocinaron un poco pero bueno. Una ensalada ligera para aprovechar luego el segundo plato. El revuelto de morcilla con patatas fritas (que eran estas de bote que venden en los supermercados) la verdad que me sorprendió. Estaba muy bueno, con cierto toque a comino y la morcilla en sí, muy buena. Además fue un plato contundente, no como en otros sitios que te ponen un trocito pequeñito que te quedas igual si te lo comes o no. Yo me tuve que dejar porque no podía con todo aquello jejejejeje




De segundo solo teníamos dos opciones que había que avisar con antelación. El restaurante nos llamó sobre las 11.00 para que le dijésemos cuál de las opciones queríamos. Una era el cochinillo y la otra pierna de cordero. A mi el cordero me encanta y hubiese cogido esa opción en una situación normal. Pero ya que vas a un sitio nuevo, pues hay que probar lo típico del lugar. Así que nos decidimos por el cochinillo. Siendo sincera, sé que es una receta muy típica de la zona y que a mucha gente le encanta. Pero yo que soy rarilla... la grasilla en los platos (que sé que da jugosidad a las recetas y es normal que la haya en muchos alimentos) pues no me gusta nada. Por muy poca que hay, me la tengo que quitar. Y...¿qué pasó? Pues que el cochinillo tenía grasilla por todos los lados y para comerme un trocito pequeñito tardé siglos jajajajaja 

La verdad es que tiene un sabor diferente a lo que estamos acostumbrados y sé que para mucha gente sería un plato delicioso. Pero para mi, no sé si por la grasilla o qué, pues hubiese preferido las chuletillas de cordero jejejeje Fue auténtico comer el cochinillo, que te pongan en el plato la mitad del cochinillo y verle la carilla, las orejillas, las patitas... (que a mi me da también bastante cosa), pero auténtico fue y sobre todo diferente a lo que estamos acostumbrados. Así que estoy contenta de haberlo probado a pesar de todo. 

Una cosa que me pareció curiosa y creo que hay que mencionar, fue lo de la corteza. Está super crujiente y a los que os guste las cortezas, ¡¡¡seguro que esta os va a encantar!!! El camarero, muy simpático él, la verdad que el servicio de los camareros muy bueno y un trato muy agradable, nos trajo la salsa que acompaña al cochinillo y nos dijo que no se pone encima del cochinillo, sino al lado, porque si tiras la salsa encima, fastidias la corteza porque la reblandeces y ya pierde la gracia. Nos adelantamos a él para coger la salsera y lo vi corriendo hacia nosotros para explicarlo jajajajaja Fue graciosa la situación pero de verdad, que el camarero muy amable y pendiente de nosotros. 

Eso sí, si coméis un menú de estos, u os dejáis mucha comida en el plato si no coméis demasiado como fue nuestro caso, o vais a comer de lo lindo con un menú de ese estilo, porque llena bastante!!!





Y viene la parte de los postres. Según el chico eran todos caseros y eso fue lo que nos animó. La verdad es que ya estábamos que no podíamos más pero al ser postres caseros y había una lista muy larga y entraba en el menú, pues decidimos probarlos. Mi pareja eligió mousse de chocolate y yo crema de queso con arándanos. A mi las mousse no me hacen demasiado, muy buena tiene que ser para que me guste y la verdad que esta mousse estaba muy buena; de textura agradable y muy sabrosa. Y lo de la crema de queso me paraba un poco pero me apetecía algo fresco y ligero, así que me decidí por eso. Para mi gusto había mucha salsa de arándanos, pero seguro que otros estarían encantados; una que es rarilla y hay cosas que me gustan en su justa medida jejejeje; pero lo que es la crema... estaba deliciosa, muy ligera y refrescante, ¡¡¡me gustó mucho, la verdad!!!





Después de comer, ya con la tripa llena, nos fuimos a pasear por Segovia, ya que solo íbamos a estar ese día, así que había que aprovechar para hacer turismo y unas fotos y de paso bajar la comida con esas subidas y bajadas que tiene la ciudad. 

A media tarde, nos sentamos en una terracita a tomar un refresco y luego entramos en una pastelería para ver los dulces típicos de la zona. Habían bastantes pero por probar algo, cogimos una rosca. Ahora os pongo las fotos de lo que fotografié desde fuera de la calle, siento el reflejo del cristal pero al menos tengo algo para enseñaros. La rosquilla, la verdad, pensaba que estaría mejor, nos dejó indiferentes. Total, era una masa choux con boquilla rizada que la mojaban en una especie de almíbar antes de dársela al cliente. Y mira que hay recetas hechas solo con masa choux y poco más y están mucho más buenas, pero nada, probamos algo de allí que era lo que me importaba. Igual hicimos mala elección, pero como no lo conoces y no queríamos coger más cosas, pues al final cogimos la rosquilla. 







Rosquilla en mano, nos fuimos a buscar la zona alta del acueducto. Y una vez fotografiado mil y una vez jejejeje ya como se iba haciendo tarde y aún teníamos que ir a la siguiente parada que es donde íbamos a dormir, decidimos buscar algo rápido para cenar de forma ligera. Estuvimos buscando por las calles comerciales y al final terminamos en una cafetería llamada El Desvan. Había otros lugares que igual nos gustaban más, pero eran mucho más caros o había que coger menú y no se podía compartir... y al final terminamos en una cafetería típica para turistas... poco más hay que decir jajajaja Nos cogimos un bocadillo de calamares y una ensalada de pollo con salsa rosa. Lo que me pareció buen detalle, es que para picar nos pusieron dos pinchos (se me olvidó hacerle la foto) compuestos por una loncha de huevo duro con besamel y rebozada y encima una mini empanadilla (congelada) de atún y tomate. Y para acompañar... un "supuesto" alioli. 

Dedico un párrafo a parte al alioli de la zona del norte de España, al menos en los diferentes sitios donde los hemos probado. No sé si en todos los sitios será igual, pero los que hemos probado nosotros... de alioli... más bien poco. La verdad que me daban ganas de entrar y decir... "¿puedo hablar con el cocinero?" Porque era capaz de decirle... ¿"tú sabes lo que es alioli? o si quieres dame dos minutos y te hago yo uno y a ver qué te parece" jejejejeje Es que siendo valenciana y sabiendo de cocina... qué queréis que os diga... aquello era un sacrilegio jajajajaja Se notaba que era una salsa (lo dejamos así, no digo que aquello era alioli) de bote con trocitos negros... que no sabía lo que era... Fue la primera vez que nos sacaron el supuesto alioli y me chocó mucho pero al ver que se fue repitiendo a lo largo del camino... ya me frustró un poco. Pero bueno, es lo que venden allí y la gente se cree que aquello es alioli y se lo comen. 

Bueno, seguimos con la cafetería. Típica para turistas, con todo frito, envasado, bocatas y productos de no muy buena calidad. Lo frito estaba blando, las salsas de bote y la supuesta pechuga de pollo era fiambre de pechuga de pollo. Nos sirvió para comer algo hasta el día siguiente y ya está. Pero esta cafetería no la recomiendo. Yo creo que al estar en una de las calles más comerciales tiene éxito y encima tiene bastantes buenas vistas, no es como otros sitios que tienes una pared delante de la terracita y por eso la gente se paraba mucho a comer allí. Os pongo la foto por ponerla, pero bueno, no vale mucho la pena, pero ya que estoy explicando todo el viaje de forma gastronómica, pues ahí va lo bueno y lo malo.




Así que nada, aquí termina la primera parte de nuestro viaje al norte de España. La semana que viene, la segunda parte... ¿Qué sitio será? Adivina adivinanza jejejeje

¡¡¡Que paséis un estupendo fin de semana!!! Muaaaaaaaaaaaa


Tarta de zanahoria y crema de queso con limón

Buenísimos días!!!!

Estoy contenta porque por fin, después de casi medio año diría yo... vuelvo a publicar una receta en el blog!!! 

Bueno, muchos sabéis que dejé de publicar primero por trabajo, que me quitaba todo el tiempo, luego me quedé embarazada y luego perdí al bebé. Han pasado muchas cosas pero por fin, he encontrado un momento en el que ya puedo publicar, igual no día a día como antes, pero mientras siga sin trabajo y no pase nada raro... pues publicaré poco a poco porque tengo muchíiiiiiiiiiiiisimas recetas pendientes de publicar y estoy ansiosa de compartirlas con vosotros!!!

Igual hago las cosas al revés, debería empezar a publicar desde lo más antiguo hasta lo más nuevo jejejeje pero esta tarta de zanahoria y crema de queso, ambos con un toque de limón, me ha gustado tanto que no puedo esperar a publicarla. Así que... empezaré con esta rica receta y luego ya os iré enseñando todo lo que he ido publicando (solo con foto, no receta; las recetas solo las pongo en el blog, pero por Pinterest y Facebook, pongo la foto de la receta jejejeje).

Es una receta nueva en mi recetario. La verdad es que hace mucho tiempo que tenía ganas de hacer una tarta de este tipo, es decir, de zanahoria, y mirando por internet, encontré una en el blog de Charo y su Cocina. Ella presenta el bizcocho de zanahoria tal cual con un poco de azúcar glas por encima, que me parece muy buena presentación, y la tarta me parecía super esponjosa. Pero como yo no puedo estar quieta, le puse mi punto personal y convertí el bizcocho en tarta y le agregué la crema de queso en vez del azúcar glas y la presenté de dos formas distintas; individual en un vaso y en forma de tarta para que cada uno se corte el trozo que quiera. Dos formas de presentar una tarta dependiendo de la ocasión y de la intención que tengamos. A mi personalmente se me ocurren ideas y os las presento por si os puedo dar alguna idea para algún momento que tengáis la necesidad. Si os sirve... yo contentísima!!!! :-)




Pues nada, ya he sido bastante cotorra. Así que... aquí viene ya la receta que es lo que os interesa, no mis historias que a veces se me va la lengua y empiezo aquí a soltar que no paro jejejeje


Ingredientes:

  • 125 gr de almendra molida
  • 4 huevos
  • 175 gr de azúcar (yo le puse un poco menos que en la receta original porque así le resto un pelín de calorías jejejeje)
  • 280 gr de zanahorias
  • 60 gr de maizena
  • 80 gr de harina
  • Ralladura de 1 limón y el zumo de 1/2 limón (aquí he hecho yo también una pequeña modificación respecto a la receta original pero quería darle un toque más intenso a limón, luego os explico lo que he hecho con detalle)
  • Una pizca de sal
  • 1 sobre de levadura para repostería
  • Nueces (tampoco estaba en la receta original)
  • Para la crema de queso (tampoco estaba en la receta original):
    • 200 gr de queso de untar (por no decir marcas, yo he usado uno de una marca muy conocida y creo que queda mejor si usamos en este caso un queso de buena calidad, pero eso ya cada uno, si quiere experimentar, perfecto!!!)
    • 150 gr de azúcar glas
    •  Zumo de 1/2 limón y ralladura de un limón
  • Almendra laminada y tiras de piel de limón para decorar


Elaboración:

En comparación a la receta original de Charo y su Cocina, he hecho unos pequeños cambios que como siempre, pongo mi toque personal, es algo que no puedo evitar jejejeje

Bueno, empezamos como siempre. Preparando todos los ingredientes y precalentando el horno a 180-200ºC. La crema de queso la prepararemos al final del todo, pero podemos sacar de la nevera el queso de untar en este momento, así va cogiendo temperatura ambiente y será más fácil trabajar con ella porque sino recién sacada de la nevera queda un poco dura. Pelamos las zanahorias y en mi caso, las he triturado para que quede una masa bien fina, tipo almendra molida pero con las zanahorias. Charo las ralla, pero eso al gusto de cada uno; a mi no me gusta mucho encontrar mucho tropezón así que decidí triturarlas en vez de rallarlas. No llega a ser una pasta, sino como si hubiésemos cortado la zanahoria muy muy muy finita. Las reservamos y ya las agregamos luego. 

Tamizamos todos los ingredientes secos (menos el azúcar), es decir, la harina, la almendra molida (aunque siempre queda algún trocito que no pasa por el colador o tamiz pero yo lo agrego igualmente, aquí no se tira nada jejejeje), la levadura, la sal y la maizena. Le agregamos las nueces trituradas también; esto va a gustos, si queréis tropezones, pues les dais un toque con el cuchillo y las dejáis con trozos más grandes, pero yo los he hecho más bien chiquitines. Lo mezclamos y reservamos.


Ahora le toca el turno a los huevos. Los batimos bien y le agregamos el azúcar. Seguimos batiendo bien hasta que consigamos una masa homogénea y ya tenga ese color blanquecino. Se puede batir a mano o con la eléctrica, eso depende de las ganas que tengáis o de lo cansad@s que esteis ese día :-) Agregamos la zanahoria triturada, el zumo de 1/2 limón y la ralladura de 1 limón entero.


Incorporamos los ingredientes secos en el bol de los huevos y mezclamos con movimientos suaves hasta que esté todo bien incorporado. 


Como ya tenemos el horno caliente, ahora toca poner la masa en el molde. Hoy en día cada uno lo hace de una manera, hay gente que usa moldes de silicona, otros forran el molde con papel sulfurizado y otros hacen lo que se ha hecho toda la vida, poner margarina/mantequilla en el molde y luego se agrega un poco de harina para crear una película y que no se pegue el bizcocho al molde. Así que es el momento que hagáis lo que soléis hacer. Yo en casa no tengo moldes de silicona, normalmente hago lo de toda la vida pero a veces le pongo papel de horno, depende cómo me de jejejeje Depende de nuestro horno, tendremos que ponerlo sobre 180ºC o 200ºC. Yo normalmente lo dejo un rato a 200ºC y luego lo bajo a 180ºC. Peroe so ya... vosotros conocéis a vuestros hornos!!! Y acordaros de no abrir la puerta durante la primera media hora sino el bizcocho se nos bajará. Y nada más, lo tendremos sobre unos 30-40 minutos y listo!!! Lo sacamos, lo desmoldamos y lo ponemos sobre una rejilla para que se enfríe. 

Mientras se enfría, podemos ir haciendo la crema de queso. Recordad que ya habíamos sacado el queso de untar al principio de empezar a hacer la receta para que coja temperatura ambiente. Pues bien, esto también se puede hacer a mano o a máquina si tenéis alguna. Yo en este caso como es poca cantidad, lo he hecho a mano, pero eso al gusto de cada uno. Así que batimos el queso un poco y luego agregamos el azúcar glas. Normalmente se dice que se pone 1x1, o sea por ejemplo, 200 gr de queso de untar x 200 gr de azúcar glas. Pero como a mi me gusta un poco menos dulce, siempre le pongo menos azúcar. Mezclamos despacito porque el azúcar glas se vuela enseguida, así que despacito sino nos llenaremos la cocina de polvo blanco :-P Luego agregamos el zumo de medio limón y la ralladura de un limón. Está claro que todo depende de la intensidad de limón que le queráis dar y de lo grandes que sean los limones. Eso ya... uno tiene que ver lo que tiene en casa y lo que quiere para su tarta.

Pues bien, aquí tenemos mis dos formas de presentación. Yo normalmente siempre he visto este tipo de tartas, pues así, presentado en modo tarta entera pero me apetecía hacer también algo diferente. Así que hice la mitad de la tarta tipo tarta entera (solo que esta vez era solo media jejejeje) para que cada uno se corte el trozo que quiera y la otra mitad la usé para hacer el postre individual presentado en un vaso. Os explico las dos formas.

  • Forma de tarta: es bien sencillo, partimos la tarta por la mitad con mucho cuidado y una vez esté fría para que no se nos rompa. Untamos el interior con una capa de crema de queso, a mi me gusta una capa algo fina, pero si a alguien le gusta más cantidad, pues ningún problema. Tapamos la crema de queso con la otra mitad superior de la tarta y aquí ya la imaginación de cada uno. Se puede untar el exterior de la tarta al completo, bordes incluidos, o solo la parte de arriba. Yo le he puesto un poco de ralladura de limón por encima de la crema de queso y unas almendras laminadas sin tostar. Luego el emplatado también, eso es a gusto de la imaginación o inspiración de cada uno :-)


  • Forma individual: con un cortapastas, hacemos un par de cortes, depende de lo grande que sea el vaso donde lo vayamos a presentar y de lo alto que nos haya salido el bizcocho. En este caso yo he puesto solo 3 círculos de bizcocho porque el vaso al ser individual era algo pequeño, no quería una super copa para un postre de una sola persona y como tampoco me gusta poner mucha crema, sino más bien poca, pues el vaso que escogí me venía que ni pintado para cómo lo quería presentar!!! Así que... capa de crema de queso-círculo de bizcocho-crema de queso-círculo de bizcocho-crema de queso-círculo de bizcocho-crema de queso, y por encima de la última capa de crema, lo mismo que en la tarta, un poco de ralladura de limón y unas cuantas almendras laminadas.


La verdad que si tengo que escoger... me ha gustado mucho la forma de vaso individual. Es diferente y cada uno tiene su vasito y es más cómodo y limpio. Para un cumpleaños, una merienda/comida/cena va perfecto si no queremos estar cortando la tarta, para un catering también va muy bien. Eso como siempre digo... al gusto del consumidor porque si lo vemos al revés, si lo presentamos en modo tarta, hay siempre alguien que quiere más tarta que otros, pues bien, así sí se puede cortar más o menos cantidad, mientras en los vasitos es lo que hay aunque siempre te puedes dejar un poco o repetir jejejejeje

Un apunte sobre la crema de queso. Sobre gustos, colores, pero cuando hemos preparado la crema de queso, como la teníamos a temperatura ambiente, queda algo blanda. A mi me gusta más comerla cuando ya está un rato en la nevera, ha cogido frío y consistencia. Así que... lo que os guste más!!!

Ayer publiqué estas dos fotos en Facebook e Instagram, y una de mis compañeras blogueras me dijo que esto era "un pecado mortal" :-D ¿creéis lo mismo? jajajaja

Bueno, pues encantada de volver a estar por aquí y espero que os guste tanto mi nueva receta después de tanto tiempo como mi vuelta al blog, que os echaba de menos ya después de este tiempo tan ausente!!! Muchos besos a todos!!! Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa




Ausente pero no desaparecida

¡¡¡¡Hola a todos!!!!

Me paso por aquí de momento sin receta por una simple razón. Ya que antes estaba aquí se puede decir que a diario o todas las semanas, hace casi 6 meses que no publico ninguna entrada. Y al menos, a los que seguís mi blog, creo que al menos debo explicaros el porqué. Al menos os merecéis eso porque sin vosotros mi blog no existiría :-)

En abril empecé a trabajar de nuevo, la verdad que fue toda una suerte. Pero al estar trabajando, no me daba tiempo a hacer más cosas porque con lo de la casa y descansar, ya me ocupaba todas las horas del día. Y hace un mes, dejé de trabajar ya. 

Y diréis... pues ahora tienes más tiempo... pues sí, lo tengo entre comillas. Cocinar, cocino, está claro, en casa se come y yo soy quien cocina. Pero no me da tiempo a redactar las recetas. De momento, solo las estoy colgando a través de Instagram (Inventos de Sandris en Instagram) y éstas van redirigidas a mi perfil de Facebook, ya que las comparto públicamente. Por si no sabéis cuál es, os dejo el enlace: Inventos de Sandris en Facebook. Así que si alguien no quiere dejar de perderse mis deliciosas jejejeje recetas... pues de momento, me puede seguir por ambos perfiles. 

Solo es una temporada de ausencia, pero no os abandono. 

Por cierto... otra noticia... Estoy embarazadaaaaaaaaaaa!!!!! Ya son casi 10 semanas, aún es pronto pero vamos... que entre médicos y mil cosas... por eso no tengo demasiado tiempo. Pero el día que vaya más relajada... me paso por aquí y os dejo una receta o bien una recopilación de varias recetas nuevas, ya veremos cómo lo arreglo!!! 

Así que ya sabéis porqué he estado tan ausente y porqué de momento lo estaré un poco más. Creía que os debía al menos una razón para explicar mi ausencia et voilà!!!! :-)

Espero que lo entendáis. Que la cocina es una de mis ilusiones en la vida pero la vida privada va por delante de todo :-)

Muchos besos y a seguir disfrutando del verano!!! Os echo de menos, la verdad!!! :-) Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaa


Bizocho con lemon curd y glasa de limón con agua de azahar

Hace no mucho tiempo, publiqué una entrada de magdalenas de lemon curd. Una ricura de magdalenas, las cuales saqué la receta de Esther Sánchez, una pastelera que sigo desde hace tiempo. Y como su base de magdalenas me gustó y lo que yo hago es inventar... pues aquí va otro invento de los míos a partir de la receta de Esther... 

Una bizcocho de con lemon curd y una glasa super deliciosa y apetecible, un conjunto para tocar el cielo con cada bocado... Un bizcocho super esponjoso y ligero y la glasa que se deshace en la boca dejando un sabor espectacular... No uso glasas desde hace mucho tiempo y estoy experimentando con ellas, pero desde luego que esta que he usado en este bizcocho... es la que más ha gustado en casa... así que... se queda como fija a partir de ahora, tanto para magdalenas, como bizcochos :-)

Os dejo los ingredientes de la base, como hice con las magdalenas de lemon curd, porque realmente es lo mismo, solo que en vez de ponerlo en cápsulas de magdalenas, he usado un molde para bizcochos. La base es la misma pero usada en diferentes recipientes y de diferente tamaño. Solo que esta vez, como quería hacer un bizcocho de tamaño mayor, usé el doble de las cantidades que ya tenía de las magdalenas. También quería darle un toque diferente, así que usé un colorante azul para hacerle anillos blancos y azules. Me apetecía darle un cambio diferente y la verdad que quedó muy graciosa así. Lo único que hay que hacer es poner la mitad de la masa en un bol y la mitad de la otra en otro bol y echarle el colorante. Depende de la intensidad del color que queramos, le echaremos un color u otro, eso ya a vuestro gusto. Para hacer los anillos, tenéis que alternar un color con otro. Primero echamos al medio del molde una de las masas y luego justo al medio de la masa, echamos el otro tipo de masa, vemos que la masa de abajo se va expandiendo hacia los lados para dejarle paso a la masa que le hemos echado encima, y así así hasta que terminemos con la masa que tenemos. 





Ingredientes:
  • 6 huevos a temperatura ambiente
  • 500 gr de azúcar
  • 120 gr de mantequilla en pomada
  • 80 gr de nata para montar templada
  • 340 gr de harina
  • 3 cucharaditas de levadura en polvo
  • 160 gr de crema de limón o lemon curd
  • Glasa:
    • Azúcar glas
    • Chorrito de zumo de limón (colado para que no haya pepitas ni nada y quede limpio)
    • Unas gotitas de agua de azahar
  • Colorante azúl 

Pues bueno, el procedimiento es el mismo que en las magdalenas de lemon curd. Os dejo el enlace así vais directamente allí y veis el paso a paso. 

Lo único diferente a las magdalenas a parte del color, es la glasa. No he puesto cantidades porque depende de lo denso que queráis la glasa, así que yo esto lo hago más o menos a ojo, es ir probando y así poco a poco aprendes a coger la consistencia que quieres para ciertas recetas. Así que... ponemos unos 100 gr de azúcar glas, un chorrito de zumo de limón y unas gotitas de agua de azahar. Si vemos que nos ha quedado más líquido de lo que queríamos, pues le ponemos un poquito más de azúcar glas. O al revés, si vemos que nos ha quedado muy espeso, le podemos agregar un poco de agua, más zumo de limón o más agua de azahar. 

Así que una vez tenemos preparada la glasa, mientras el bizcocho aún esté caliente, lo ponemos por encima, una buena cantidad (pero sin ser excesivos, claro está jejejeje). Y una vez esté enfriado, ponemos un poco de azúcar glas espolvoreado con un colador para que quede disperso de forma más homogénea y listo!!!! 

A parte de que el bizcocho es una delicia por sí solo, la glasa que le hemos puesto lo remata!!! Seguro que con un trozo solo no os quedáis!!! Que aproveche!!!




Receta sana de verduras con una salsa especial nueva y huevo duro

Buenos díaaaaaaaaaaaaaaaas!!!

Hace tiempo que no aparecía por aquí, lo sé y lo siento, pero tenemos vida personal que no podemos abandonar y últimamente me ha tenido bastante ocupada y no me daba tiempo de publicar nada. A través de mi perfil personal de Facebook, sí que voy publicando fotos de forma pública pero sin redactar, solo la foto que es lo único que hasta ahora me daba tiempo de hacer. Pero bueno, ahora tengo un ratito libre así que lo aprovecharé para compartir con vosotros uno de mis nuevos inventos que me ha encantado!!!

No soy muy amiga de las judías verdes, me las como porque es verdura y es sano y hay que comer variedad, pero no me hacen demasiado. Me gustan más una vez hervidas, pasarlas por la sarten con un par de ajos y así me las como más a gusto que solo recién hervidas y al plato. También las he probado de otras formas, pero bueno, no os lo cuento ahora sino la publicación se alargará un montón y me desvío de esta receta. Ya os lo contaré en otra ocasión, prometido!!!

Así que nada, el otro día que compré judías, me puse a hervirlas y de repente se me ocurrió hacerlas de forma diferente. Como siempre mis ocurrencias son de forma repentina a medida que voy cocinando jejejeje es lo más habitual, los que me conocéis ya lo sabéis que normalmente no planeo mis recetas, salvo excepciones. Y si os digo la verdad... nunca en la vida me he comido unas judías tan a gusto como estas!!!! En resumen... que mi invento al menos para mí... ha triunfado!!! :-)



Ingredientes:

  • Judías verdes redondas
  • Zanahoria
  • Huevo duro
  • Tomate natural
  • Albahaca seca
  • Pimienta negra molida
  • Un par de ajos
  • Salsa:
    • Una cucharadita de mayonesa
    • Dos cucharaditas de mostaza dijon
    • Un ajo machacado o cotado muy finito
    • Unas pocas avellanas (al gusto) machacadas

Ponemos a hervir las judías y luego las rehogamos con un par de ajos en la sarten para que tomen su sabor. Luego con un pelador, hacemos láminas con las zanahorias y las rehogamos unos segundos solamente para que se ablanden un poco. Cogemos el huevo duro y lo aplastamos con el colador. Para los que nunca hayáis hecho esto... se pone el colador en posición normal de cuando lo vamos a usar para colar lo que sea y ponemos el huevo (o medio huevo primero y luego el otro medio) y lo aplastamos contra el fondo, así sale el huevo duro cortado como si estuviese molido jejejeje no sé si es la palabra exacta para describirlo pero bueno, una vez lo probéis, sabréis a lo que me refiero!!! Le quitamos la piel y las pepitas al tomate y lo cortamos en cuadritos bien pequeñitos.

Para la salsa, cogemos (siempre a gusto del consumidor) un poco de mayonesa y el doble de mostaza dijon (o la que más os guste), machacamos un ajo o lo cortamos bien finito, cogemos unas avellanas (o el fruto seco que os apetezca) y lo machacamos para hacerlo a trocitos bien pequeños. Lo mezclamos todo bien y listo!!! Lo mezclamos con las judías y al plato!!

Mi presentación es una de tantas, eso ya cada uno pues lo monta como quiera. Para rematar el plato, le puse un chorrito de aceite de oliva, un poquito de sal, albahaca seca y pimienta negra molida...

Desde luego que esta receta está bien bien buena, y además bastante sana!!! Si no te pasas con la mayonesa y los frutos secos (porque unos pocos al día está muy bien y recomendable) es perfectamente apta para gente que quiera comer de forma saludable o le gusten poco las judías. Yo desde luego os lo recomiendo, porque desde que lo he probado, ya hice la receta varias veces y me lo como tan a gusto!!! :-)





Tarta Monstruo de las Galletas

Hola hola hola y hola!!! Buenos y fresquitos y felices días!!!

Os tengo un poco abandonados... lo sé, pero bueno, ya me he escusado muchas veces, no lo haré otra vez sino me diréis pesada jejejejeje

El domingo que viene es el cumple de mi sobrino de 9 añitos. Hasta ahora siempre le habíamos comprado la tarta de cumpleaños pero este año que estoy más metida en faena de cocina... he propuesto en casa de mis padres hacer yo la tarta en vez de comprarla y están de acuerdo. Y además se lo han preguntado a mi sobrino:

- ¿Que quieres este año, una tarta de la pastelería o que te haga la tía una tarta?
- La tíaaaaaaaaaaaaaaaaa, la tíaaaaaaaaaaaaaaa


Jajajajaja qué bonico es!!!! Un día por teléfono me dijo... tíaaaaaa, traeme pan!!! Que quiero pan!!! Jajajajaja mira que le gusta todo lo que hago y les llevo para probar, es un encanto de niño aunque un diablo también.

Son nuestros sobrin@s y se merecen lo mejor, no? ¿Quién de vosotros no ha hecho alguna receta para alguno de vuestros sobrin@s? Pues nada, este era mi año para sorprenderle y espero que le guste!!!

Como bien he dicho muchas veces, no voy muy bien de tiempo, así que nada más pueda, ya colgaré la receta paso a paso y todas las demás que tengo pendientes, pero no me podía aguantar más a compartirla con vosotros por aquí :-)

Como es la primera vez que hago una tarta de este estilo, ayer hice una prueba en casa para ver si me salía bien y si fuese así, pues ya haré la definitiva el domingo que es cuando vamos a verle. Y... prueba requetesuperada!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Me ha encantado como ha quedado y su sabor!!!! Y la encuentro muy divertida para los niños, así que espero que le guste tanto como a mí, o que al menos se sorprenda al verla!!! Tengo ganas de verle la sonrisilla puesta!!! :-)

Bueno, no me enrollo más pero es que como me hace ilusión esta tarta en especial... me salen las palabras solas!!! :-)

Ahí va, a ver qué os parece!!!



Magdalenas con lemon curd

Hace ya unos cuantos meses que hice esta receta de estas deliciosas magdalenas con crema de limón o lemon curd, como queráis llamarlo. Pero los que me seguís, ya sabéis que no voy muy bien de tiempo y llevo mucho retraso con las recetas pendientes de publicar. Pero bueno, a todo le llega su turno más pronto o más tarde... :-)

Como siempre y para no perder la costumbre, en el caso de pastelería o panadería, suelo coger una receta base y a  partir de ahí meter mano y darle mi toque personal dándole algún pequeño o gran cambio. En este caso no he hecho un gran cambio pero sí que he de reconocer, que esta receta base me ha servido para hacer muchas otras recetas que os iré enseñando poco a poco y pondré los enlaces en esta página para que así estén todas las recetas de esta base juntas. 

Sé que mucha gente está esperando estas recetas de las que os hablo pero bueno, el mérito no es mío al 100%, yo sólo he hecho unas pequeñas modificaciones pero la receta es gracias a una pastelera que conocí no hace demasiado y me gusta mucho todo lo que hace. Supongo que muchos de vosotros habréis oído hablar de ella y sino a partir de ahora si la seguís, veréis como os gusta todo lo que hace. La pastelera en particular es Esther Sánchez, así que os dejo el enlace a sus bizcochitos de limón. ¿Y dónde está el cambio que yo he hecho? Pues ella usa ralladura de limón y zumo de limón, y yo he usado crema de limon o lemon curd en vez de usar el limón tal cual. Ella también ha usado el molde para magdalenas sin el papel correspondiente y yo sí lo he usado. Y otra diferencia, es que ella ha glaseado los bizcochitos y yo les he puesto azúcar por encima en vez de glasearlos. Como os decía... son pequeños toques que hacen una diferencia, pero vamos, la receta base es de ella. 

Como os digo... ahora mismo no recuerdo las variaciones que he hecho de esta receta, pero así de pronto... recuerdo que son unas 5 versiones al menos, así que os iré enseñando mis pequeñas y grandes modificaciones de estos bizcochitos de limón de Esther Sánchez. 


Ingredientes:
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 250 gr de azúcar
  • 60 gr de mantequilla en pomada
  • 40 gr de nata para montar templada
  • 170 gr de harina
  • 1 cucharadita y 1/2 de levadura en polvo
  • 80 gr de crema de limón o lemon curd


Ella usa los ganchillos eléctricos, yo como no tengo lo he hecho todo con la barilla manual. Lo que sí que hice diferente, fue primero batir la mantequilla para que se hiciera bastante pomada tipo crema y luego agregarle el azúcar y removerlo todo junto. 


Luego se agregan los huevos a temperatura ambiente uno a uno, hasta que no se incorpore el primero, no agregamos el siguiente. Luego agregamos la nata, no puede estar fría porque igual se corta la masa, así que mejor que esté a temperatura ambiente o algo templada.


Después incorporamos la levadura y la harina a la masa tamizándolas. Y finalmente agregamos la crema de limón también a temperatura ambiente o algo templada, no hay que ponerla recién sacada de la nevera porque está muy fría, mejor sacarla unas horas antes para que pierda el frío o dejarla templar un poco si está recién hecha. 


Y nada más, una vez esté ya todo bien mezclaro, lo ponemos en nuestros moldes para magdalenas, que cubran un poco más de la mitad del molde; por encima le espolvoreamos un poco de azúcar y al horno a unos 175ºC unos 25-30 minutos, aunque el mío le costó un poco más, depende del horno que tengáis, claro. 


Y ya los tenemos, los dejamos enfríar y listos... Según Esther, este tipo de bizcochitos o en mi caso magdalenas, están mejor al día siguiente, los de limón quiero decir, pero bueno... depende a quien tengamos en casa, si no se pueden aguantar hasta el día siguiente... seguro que desaparecer enseguida con lo buenos que están!!! :-)




Un año en el blog!!! :-)

Muy buenos y felices días!!!

Hoy mi blog cumple 1 añito!!!!!!!!!!!!!!!!!! :-)

Qué rápido pasa el tiempo y no nos damos ni cuenta muchas veces!!! Quién me iba a decir a mí que iba a estar aquí el día de hoy y con tanto movimiento en la página :-) y orgullosa estoy de ello, la verdad :-)

Todo esto empezó por hacer algo que me gusta, que es cocinar y compartir todo con los demás y por romper la rutina diaria al estar sin trabajo y mira tú por donde... hoy en día me lo cojo casi como un trabajo :-)

Como siempre os digo y me llamareis pesada... muchas gracias por estar y seguir y empezar conmigo. Ya sabéis que todo esto lo hago por compartirlo con todos vosotros, si fuera por mi solo, no haría una página de cocina ni un blog. Es todo por compartir y aprender de los demás.

Espero teneros ahí dentro de otro año más y que sigáis disfrutando de la cocina y de mis recetas tanto como yo disfruto al hacerlas y compartirlas con vosotros!!!

Ale, se acabó el discurso jejejeje que me enrollo que no veas!!! Cómo se nota que soy de letras :-P

Muchos besos y a disfrutar del día!! Y perdonad si estoy temporadas ausentes, pero la vida personal nos reclama a veces y no podemos dejarla de lado!!! Muaaaaaaaaaa!!! :-)

Y como no... año nuevo... foto nueva de perfil!!! De momento os la enseño y ya la cambiaré cuando tenga un ratito :-)