Helado de piña con un toque de alcohol

A la rica y jugosa piñaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!! :-)

A mucha gente le gusta la piña y en verano es una de las frutas por excelencia para tomar junto a la piscina, en un picnic. Se usa la piña para helados, zumos, recetas en caliente, recetas en frio tipo ensalada, para postres, para chicles, como fruta fresca tal cual... luego... algo bueno tendrá, no? Si se usa de tantas formas distintas... algo algo como mínimo... tendrá de bueno!!! :-) 

Su sabor refrescante, dulce, con un punto de acidez... vamos que... rica, jugosa y sabrosa!!! Y además multifuncional!!!! No se le puede pedir más!!! :-D

Pues esta vez, nos toca preparar un granizado tipo helado pero sin crema. Los helados con crema están de muerte, pero a veces no queremos usar tantas calorías y hay que hacer las cosas de forma diferente, así que... un helado de piña (sin crema, ni nata...) con un toque de alcohol!!! Cuidado con el toquecito de alcohol y no os emborrachéis jejejeje :-D


Ingredientes:

  • 1 piña natural
  • 1 huevo
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 200 gr de leche de coco
  • 150 ml de ron
  • Frambuesas, cerezas para decorar


Bueno, voy a proponer dos formas de vaciar la piña dependiendo de la intención que tengamos. Si la queremos vaciar y volver a rellenar, entonces la tenemos que partir por la mitad y vaciarla lo mejor posible para que no quede muchos restos de piña en su interior y aprovechar lo máximo posible para hacer el helado. Si no la queremos rellenar, como he hecho yo pero aún así como quería la corteza para decorar, la vacié por dentro igualmente, entonces la pelamos tal cual quitando la corteza primero y luego cortando el interior para poderlo triturar. Eso ya... depende de la intención que tengamos.


Y bueno, trituramos la piña y la colamos para quitar cualquier cosilla que pueda estorbar en la boca (los hilitos, algún puntito negro del interior o de la piel que haya quedado...). 


Luego, batimos el huevo y el azúcar. Por otro lado, mezclamos la leche de coco y la piña triturada y luego lo juntamos todo. Añadimos el ron, mezclamos y congelamos unas 6 horas mínimo. En mi caso, como quería ponerlo en vasitos individuales, repartí la mezcla en los vasos antes de dejarlos en el congelador. Pero como ya digo... cada uno sabe la intención que quiere y hay que pensarlo con antelación. A mí me salieron 4 vasos individuales y 2 vasos más grandes. O sea que con una piña tenemos bastante para 6-8 personas. 



Y nada más, para decorar lo que uno guste. Yo en este caso compré unas frambuesas y puse también unas cerezas que tenía por casa. Esto va al gusto del consumidor!!!

Et voilá!!! Aquí tenéis el resultado!!! :-)






6 comentarios:

  1. El coco y la piña combinan de muerte!!! Delicioso y refrescante, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu combinación es muy buena Alica. Lo que pasa es que en casa, a cada uno nos gusta una cosa. A mi pareja le gusta la piña y el coco no, así que le preparo cosas con piña para él. Y cuando uso el coco es para mí solita jejejejeje

      Besos guapa!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias Maria Encinar :-)

      Saludos y bienvenida!!!

      Eliminar
  3. Con la leche de coco y el toque de alcohol debe ser de muerte! se me hizo agua la boca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje pues me alegro haber causado esa reacción en ti :-) Desde luego que a quien le guste la combinación... seguro que le gusta :-)

      Besos!!!

      Eliminar